Metodología
De principio a fin, el compromiso con la calidad, una atención personalizada y la máxima flexibilidad están garantizados. Un presupuesto cerrado y adaptado, sin gastos en intermediarios, para empezar, y rigor, seriedad y entusiasmo para terminar. Me adaptaré a tus necesidades para adaptar tu proyecto al mercado global actual y multiplicar las probabilidades de éxito.

1. Análisis del contenido - Elaboración y aprobación del presupuesto



En esta primera fase, se analiza el proyecto para calcular el volumen de palabras y el plazo en que podría entregarse, valorar las peculiaridades técnicas y acordar un precio justo. En un mundo ideal, un profesional puede traducir unas 3000 palabras al día. En la vida real, factores como el formato o unas exigencias concretas pueden variar ligeramente este promedio.

2. Proceso de traducción y revisión



Una vez aprobado el presupuesto, llega el momento de crear el entorno para la traducción. Siempre en continuo contacto con el cliente, se acuerda la terminología; se crean glosarios, memorias y guías de estilo para garantizar la coherencia en el texto final, se traduce el material original y se revisa cuidadosamente el resultado. En los casos oportunos, se lleva a cabo también la verificación técnica. Prácticamente puedo trabajar con cualquier tipo de archivo, respetando siempre el formato original. En esta fase del proceso, utilizo los medios tecnológicos más avanzados para ofrecer un resultado impecable. Con la ayuda de programas especializados como SDL Trados Studio, Déjà Vu, memoQ, Wordfast, Passolo, IBM Translation Manager y distintas herramientas de gestión terminológica, la traducción hará justicia al original.

3. Entrega final

Cuando el producto final podría confundirse perfectamente con un original, es el momento de la entrega. El plazo lo establece el cliente, dentro de unos límites sensatos, y la puntualidad británica está asegurada. En casos excepcionales, como urgencias o pedidos de trabajo en días no laborables, se aplicarán soluciones excepcionales.

Abaratar los costes en traducción puede salir caro

Para estar presente en el mercado global actual, vale la pena contratar los servicios de un traductor profesional que se encargue de ofrecer una comunicación multilingüe impecable a tu proyecto. No permitas que una traducción deficiente desacredite tu proyecto.

Dime en qué te puedo ayudar
PIDE TU PRESUPUESTO
-->